19.12.09

Carta para Ivan


Querido Ivan:


Todavía no logro comprender como te ha elegído a tí esa penosa y triste enfermedad, con tus apenas veinte años estando tan lleno de vitalidad.

Ayer fué el día de la Esperanza, y más que nunca me acordé de tí, pues esa advocación es una de las que nos mantienen a todos en este momento, junto con la Caridad, Caridad de personas que sin ningún tipo de interes dan un poquito de su cuerpo para que otra persona pueda seguir con su lucha para recuperar su Salud, y con estas tres advocaciones estoy hipotecada de por vida, pues este año más que nunca escuchan mis ruegos y ponen su granito de arena para hacer posible que esa lucha que te ha tocado, la estes ganando pasito a pasito, muy lentamente, pero firme y sin vuelta atrás.

No puedo más que admirarte, pues la lección de vida que recibo por tu parte es una de las más importantes de mi vida, por tus ganas de vivir, por tu fuerza, porque tan solo hace unos días que te han despertado de ese maldito sueño en el que te tenian sumido para evitar tu sufrimiento, y aunque aún no puedes hablar por el "Piercen" que tienes en la garganta, ya bromeas con las enfermeras, y dedicas una leve sonrisa a todos los que están a tu alrededor.

Solo quiero que sepas que siempre estás en mi mente, y que ni en un solo momento pierdo la confianza en tí, pues eres fuerte y pronto vas a ganar esta batalla, la más importante, la que te devolverá tu vida.


Un Beso.

1 comentario:

Anónimo dijo...

dicen que los milagros no existen, pero yo en mi vida ya he visto dos, uno esta en cordoba y el otro eres tu primo ANIMO

Publicidad