Una mirada codificada


Os preguntareis que tiene que ver esto con un blog cofrade, pues yo creo que bastante, pues ser cofrade no solo es sacar pasos, tocar una corneta y ponerse una mantilla, es bastante más, es ser Cristiano, y como tal no hacer oidos sordos a las injusticias que se viven en el mundo, e intentar aportar cada uno nuestro granito de arena.

Lo que se ve en la foto es una de las cosas más indignantes que se pueden contemplar, vivir tras un trozo de tela, y no tener ningún derecho. No tener derecho a asistencia médica, pues las médicos no pueden ejercer y está prohibido visitar a médicos varones, no tener derecho a la educación, pero eso sí, derecho a tener miedo a tu DUEÑO.

Hace siete años, me ví en una circunstancia bastante curiosa, y por que no decir que totalmente subrealista. Por ese trabajo tan peculiar que he tenido y que me ha llevado por medio mundo. Un día nos reunieron a todas las mujeres que por allí estábamos y nos pidieron las tallas para un peculiar regalo, nos compraron unos bonitos "Abayas", es decir túnica que te cubre todo el cuerpo desde el cuello, hasta los tobillos, todos negros y bastante amplios para que no se percibiese ni una curva de nuestro cuerpo, eso sí todos con bordados que teniamos que causar buena impresión. Tras entregarnos nuestro nuevo "Uniforme", nos dieron una charla sobre el comportamiento a seguir durante nuestra estancia en dicho país, salimos todas espantadas de ver lo que nos podía pasar si no cumpliamos las normas que nos habían explicado:

-Llevar siempre el "abaya" con los tobillos cubiertos y por supuesto el pañuelo cubriendo la cabeza y a ser posible también el rostro.

-No dirigir la palabra a un varón si el no te habla primero.

-No levantar la mirada nunca a un varón.

-Caminar varios pasos por detrás del varón y nunca a su altura.

-No fumar, no beber.

-Prohibido entrar a un establecimiento sin un varón que te represente.(cafeterías, tiendas, hoteles)

-llevar siempre la documentación, y por supuesto el libro de familia para que puedan identificar cual es tu "Dueño", y si no estabas casada mejor que no salieses a la calle.

Todo esto y basante cosas más, pues normal que tuviesemos miedo y que ninguna quisiese salir. Por mucho que quieras cumplir esas normas, en alguna fallas, porque no es tu comportamiento habitual y solo el gesto de saludar a un compañero ya te podía suponer una lapidación, y más espanto todavía cuando nos contaron que una mujer francesa había sido "Apredeada", y la policía encima le dio una paliza solo porque se le vieron las tobillos.

Pues nosotras decidimos que no saldriamos, pues aquello era una locura, y eso que la embajada te ha conseguido el permiso para entrar en el país, pues las mujeres occidentales desde que son adolescentes tienen que tener un permiso para poder entrar, porque pueden corromper a las mujeres de su maravillosa sociedad.

Cada vez que veo alguna noticia referente a este país en la televisión, o que la familia real viene a pasar sus vacaciones a España, me pongo enferma. ¿como podemos recibir con los brazos abiertos a ese tipo de personas?, el caso no es tan grave como en afganistan, pero que no se nos olvide que los mayores extemistas salen de allí y se aprovechan de las miserias de otros paises más pobres para su particular guerra contra el progreso,porque el progreso es quitarles el poder que radica en la incultura y el miedo.

Estas mujeres se ven sometidas a la ley del temor, a no ser dueñas de su propia vida, a ser aplastadas como simples cucarachas cuando algún marido quiere quitarselas de encima, a tener que ver como les pasa el tiempo tras un insolente trapo que hace que lo veas todo codificado como el canal plus.

Cada día de le doy gracias a Dios por la vida que me ha tocado vivir, y el sitio donde la vivo, pues aquí tenemos lo más importante que puede tener un ser humano:


"LA DIGNIDAD".


Un Saludo para todos.

Comentarios

Entradas populares