Escuela del Odio



Ya estamos tan acostumbrados a ver imagenes y escuchar noticias de atentados, muertos y bombas que ni siquiera nos mueve la conciencia, será porque normalmente ocurre todo lejos de aquí, pero no podemos olvidar que nos ha tocado de cerca, y ya hemos podido comprobar de lo que es capaz una persona con pensamientos radicales.


En mi cabeza no entra ni entrará nunca, los motivos de esa lucha que mantienen cientos de personas contra el mundo, que nos guste más o menos es el que tenemos.


Nunca podré entender como una persona que se supone ama tanto a su Dios, y está dispuesta a hacer cualquier cosa por él, sus unicos pensamientos sean de como matar tan indignamente a la mayor cantidad de personas posibles, ¿puede un Dios querer eso?, en mi humilde opinión creo que no, y tampoco creo que quiera que se utilicen a niños y mujeres como escudos humanos, imagenes de Bebés destrozados para publicitar sus actos y decir que todo está justificado porque el resto del mundo es malvado y está en contra de su religión.



Todo eso no es lo peor, lo peor es la educación que están recibiendo miles de niños, que desde que nacen están siendo adoctrinados dentro de una espiral de odio, y cuando deberían de estar jugando con una pelota, se encuentran manipulando fusiles y granadas, en vez de llevar un cinturon sujetandole el pantalon, lo llevan cargado de explosivos para ser lanzados contra algún objetivo con tan solo nueve o diez años, porque el orgullo de ser Mártir es muy importante y así se asegura la entrada al Paraiso. Pues yo no quiero ni imaginar como tiene que ser ese Paraiso, seguro que no es el mismo al que van el resto de Fieles, pues el alma de los verdaderos mártires, sus victimas merecen descansar en Paz. Pero de todo ello no culpo más que a los que predican con tanto odio y prometen tantas mentiras, a los que provocan la ira y luego se esconden como ratas bien protegidos, a los que no tienen el valor suficiente para realizar ellos mismos estos actos, y utilizan a inocentes lavandoles el cerebro a ellos y a sus familias.


Ante esta ralea, que quieren seguir teniendo un pueblo inculto y con miserias para poder prometer una vida mejor a base de muerte y odio, y así poder controlarlos, que huye del progreso, pues el progreso significa perder el Poder, y esa es la única Religión que quieren prácticar, la Religión del "PODER", para todos ellos solo deseo una cosa, que algún día dejen vivir en paz a sus niños y dejen de utilizarlos, porque solo así se puede parar esta espiral de la escuela del odio.

Comentarios

Entradas populares