Pequeños Extractos del pregón de la Semana Santa de Lanjarón


…¡Y hay quien dice que mi Cristo es un cacho de madera! lo dicen porque no saben lo que se siente estando a su vera.


Cristo del Ecce-Homo
Dios de carne morena
Que guardas en tu mirada
La más oscura pena
Negra como la noche
Es tu angustia callada
Sin una luz que ilumine
Tu dignidad ultrajada
Como rosas dolientes las llagas
De tu espalda lacerada
Con hirientes espinas,
Tu cabeza coronada,
Los necios y los malvados
Te pusieron manto de infamia
Y una caña por cetro
Entre tus manos atadas.

--------------------------------

Tras El, Ella,
La Virgen que nos vino de la orilla del mar y conquisto nuestras almas y corazones.
Esa Virgen Marinera, plena de gracia y altanera.
la que lleva prendido en su nombre lo más preciado que tiene una persona junto con su dignidad, la Salud y la Esperanza. No se puede vivir sin salud y esperanza.
La virgen de la Esperanza,
La que entristece y enamora, la que es a la vez nuestra madre y nuestra novia.
La que lleva en su peana dos angelillos muy peculiares.
Y bajo su manto,
veintisiete hombres,
veintisiete corazones a punto de estallar,
Y su trono, es una barca que se echa a navegar.
Y al frente de esa nave,
el Rubio de Capataz,
¡eso es buena gente, así, así!
Con corazón, echándole corazón.
Porque todo esto es posible si se pone corazón.

--------------------------------------


Por un momento salimos a la puerta y observamos a una persona ataviada con extraños ropajes, que anda presurosa por la calle con la intención de entrevistarse con el procurador romano.
Soy José de Arimatea y vengo a pedirle el cuerpo de Jesús.
Pilatos accede, y Jesús es descendido del patíbulo.
Las sábanas y sudarios quedan colgando de la Cruz.
Son estos precisamente los momentos en que podemos contemplar encarnada en esos personajes, lo que es la primera cuadrilla de costaleros de la historia, con José de Arimatea como capataz al frente de todos ellos, dando las instrucciones precisas, para que el cuerpo del maestro sea conducido con cuidado y delicadeza en su camino a la tumba.
--------------------------------------

El pregón llega a su fín y en este Pregón

Queda dicho lo que he dicho, y lo dicho, dicho está, habrá a quien le haya gustao, y a quien no , ya lo dirá.

Dice una leyenda, que dios con su inmensa sabiduría, se puso a relfexionar la forma, de que la humanidad recordará por siempre, el significado del sacrificio de su hijo.
Dios pensó y decidió:
El supremo sacrificio jamás se olvidara´,
Pues el hombre con el tiempo apreciará la verdad,
Porque en el corazón humano anida también la bondad,
Y crearan hermandades para hacer la caridad,
Rendirán culto a mi hijo, y a su madre alabarán,
Los escultores con el don que yo les di,
Imagen de ellos harán,
Y una semana al año su pasión conmemorarán,
Pondrán tesón y cariño,
Y entre ellos se unirán,
Y por cumplir esta labor,
Cofrades se llamaran,
La imagen de Cristo y María en procesión sacaran,
Y en sus glorias soberanas colmaran de dignidad,
A Jesús sobre los hombros la púrpura le pondrán,
Y a María en sus dolores de reina la vestirán,
La madera y el metal con arte trabajaran,
Convirtiéndolos en tronos,
Y sobre estos los portaran,
Y serán los costaleros los que sus pies les pondrán,
Los mecerán con cariño, con mesura y humildad,
Con claveles lirios y rosas,
Sus pies revestirán,
Con luces de cirios y velas sus rostros alumbraran,
Los aromas de flores e incienso,
El sufrimiento aliviarán,
Y las cornetas y tambores por las calles sonarán,
Como heraldos musicales la pasión anunciarán,
Y les cantarán hermosos poemas rezando con la garganta,
A dios le gusto la idea,
Y con gran sabiduría creo la
Semana Santa.

HAY QUEÓ.


Comentarios

Entradas populares