Fray Leopoldo, un personaje singular



Nuestro pequeño homenaje a Fray Leopoldo:

En 1864 el 24 de junio, Nace en Alpendeire (Málaga). Sus padres, Diego Márquez y Jerónima Sánchez.
El 29 de junio es bautizado por el párroco Antonio Vallecillo Sánchez, se le impusieron los nombres de Francisco, Tomás de san Juan Bautista.


El 11 de septiembre recibe el sacramento de la Confirmación en Alpendeire. Le es administrado por el Excmo. Sr, D. Marcelo Spínola y Maestre, obispo de Málaga.
En Mayo de1895 en Ronda, se celebra un solemne triduo en honor del Reo, Diego José de Cádiz, con motivo de su beatitificación. Durante estos días decide seriamente llevar a cabo su propósito de consagrarse a Dios en la vida religiosa.


En el mes de agosto de 1899 ingresa como postulante en el convento de capuchinos de Sevilla. . Vistió el hábito capuchino, en el convento de Sevilla, de manos del P, Diego de Valencina, guardián y maestro de novicios. Su nombre de religión, desde aquél día, será Fray Leopoldo de Alpandeire. El 16 de noviembre de1900 emite sus votos simples en Sevilla. Los recibe el mismo P. Diego de Valencina.


En los meses de otoño de 1903 fue trasladado al convento de Granada, aunque oficialmente, su traslado no es confirmado hasta el 13 de enero de 1905. Antes residió varios meses en Antequera. Durante sus primeros años en Granada lo dedicaron al cultivo de la huerta. Años más tarde comenzó a ejercer de limosnero, cargo que desempeñaría hasta poco antes de su muerte. El 23 de noviembre. Hace su profesión solemne en manos del P. Francisco de Mendata, guardián.


18 de noviembre de 1913 es trasladado al convento de Sevilla.
En 1914, el 21 de febrero. Le destinan de nuevo al convento de Granada donde permanecerá el resto de su vida. En 1950, el 16 de noviembre celebra sus bodas de oro de profesión religiosa.
El acto tuvo lugar en la iglesia conventual de Granada. Reno"ó sus votos en manos del P. Provincial, fray Buenaventura de Cogollos Vega.
En 1953, el 9 de febrero. Sufre una caída, con fractura de fémur, que le retendrá en el convento durante tres años exactos; hasta su muerte.
En 1956, el 9 de febrero a la una y cuarenta minutos entregó su alma al Creador.

Si existe persona alguna que merece ser elevada a los altares, es sin lugar a dudas Fray Leopoldo de Alpandeire, no solo por su vida consagrada a Dios, sino por algo que hoy en dia se echa en falta, su dedicación a los más pobres y desfavorecidos llevando a cabo con inmensa humildad la tediosa labor de "Pedir", lo cual no debería de resultar nada facil, no por el, por la sociedad que hasta que se acostumbro a observar por las calles a aquel hombre con sus alforjas al hombro en muchas ocasiones se le llego hasta a humillar.

No solo recorría la ciudad, también tuvo andanzas por los pueblo de la provincia, y en este pueblo mío, en el que tenemos los ancianos más longevos de Europa, hemos encontrado a personas que lo conocieron ejerciendo su labor y coinciden todos en una cosa, la sonrisa cariñosa que ofrecen al describirlo.

Se dice que los ojos de una persona reflejan mucho sobre ella, y los de Fray Leopoldo ofrecen tranquilidad y bondad, me encanta la forma de mirar que tiene en todas las fotografías que he visto de el, me recuerda a la forma de mirar que tenia mi abuelo, quizás por ello me resulte tan entrañable, y aunque su figura era conocida para mí, no le había prestado mucha atención, pero cuando me enteré de la Beatificación me empeze a interesar y a leer cosas sobre su vida, a buscar personas devotas y a los pocos que quedan con vida que lo conocieron, y a decir verdad me gustó mucho todo lo que descubrí.

Aunque ahora se le de reconocimiento con la Beatificación reclamada por la devoción popular, este hombre singular donde los hubiese ya era consierado Santo durante su vida, porque una vida como la suya no podría ser para menos.

Comentarios

langostin0 ha dicho que…
Preciosa entrada , me uno a ella!

Un abrazo!
locuracofrade ha dicho que…
Gracias, me alegro de que te guste, este hombre se ha ganado el cariño de la gente gracias a su magnifica obra, y ojalá hubiese muchas personas con un poco de ese espiritu lleno de humildad y solidaridad.
Un saludo.

Entradas populares