28.9.10

La Moral con Sangre Entra



No se ni como empezar a escribir esto, porque puede más la frustación y la impotencia que la propia razón.


Empezaré dando gracias a la vida, por nacer donde he nacido, por vivir donde vivo y porque aunque tenga discrepancias con parte de la sociedad a la que pertenezco, tengo la oportunidad de decirlo abiertamente, de expresar mis sentimientos y pensamientos sin temor a ningún tipo de represalia o castigo por ello.


No todo el mundo tiene ese bien tan preciado llamado Libertad, tener la oportunidad de ser dueño de tu vida, de tu cuerpo y de tu mente.


Llevaba mucho tiempo sin tocar este tema, pero en los últimos días ha estado otra vez de actualidad, y no lo puedo evitar, pues no son hechos aislados, son cosas cotidianas para miles de mujeres en el mundo, y ya pasó hace tiempo a ser una cuestión personal después de lo visto y vivido en la zona del Golfo Pérsico, y no es por ser feminista, pues no lo soy, solo creo en la igualdad de las personas y en el trato digno.


No logro comprender como cada vez que llegan a nuestro país dirigentes políticos de sitios donde se trata a las mujeres como animales, donde la homosexualidad se castiga con la Horca, donde los derechos solo los tienen unos cuantos, les hacemos la Ola y reverencias desde que llegan a sus suntuosos palacios hasta que se marchan, por mucho beneficio que aporten a sus ciudades de veraneo, no lo entiendo.


No entiendo como la comunidad internacional permite que ocurran crímenes tan horribles, con esa forma tan cruel y tan cobarde de matar a una mujer, lapidada, y además con una piedra no demasiado grande para que no cause la muerte en el instante, ni tampoco demasiado pequeña, más bien de tamaño medio para que la tortura dure el tiempo suficiente, eso sí, enterrada hasta la cintura y con un saco tapandole la cabeza, será para que no vea las piedras, yo creo que no, creo que es para que los hombres tan valientes que hacen cola para coger cada uno su piedra del tamaño justo no se queden para siempre con el recuerdo de esos ojos aterrados y así tener menos cargo de conciencia, claro está justificada la condena, lo mismo es que se la ha visto en compañía de un hombre, o lo mismo es que a su querido marido y compañero ya le estorba y hay que quitarla de enmedio, pero no hay problema es simplemente una mujer y tiene facil solución, se le acusa de adultera y ya está.




Tampoco entiendo como pueden castigar a una mujer violada, primero con unos cuantos latigazos, con la mitad de los hombres de su pueblo entre los cuales se encuentra su padre, esperando su turno para asestarle su parte de castigo, y después a la horca, es que ser violada es un deshonor para la familia y eso no se puede permitir, por ello el primero en torturarte es tu padre, eso sí, los niños en primera fila que hay que ir aprendiendo y de paso grabarlo y subirlo a youtube.




Tenía pensado subir un video, pero después de meditarlo un poco es mejor que no, me conformo con poder utilizar este rinconcito para llevar a cabo mi minúscula denuncia, pues cada vez que se haga público un nuevo caso yo volveré a escribir sobre ello, porque aunque sirva de bien poco por lo menos en mi interior me quedo más tranquila.











2 comentarios:

langostin0 dijo...

http://sentimientosdepasion.blogspot.com/

RUEGO LA DIVULGACIÓN DE LA NOTICIA

UN ABRAZO

locuracofrade dijo...

Sin problema, hacemos una entrada referente a ello, pues son cosas de no se deben pasar por alto.
Un saludo

Publicidad