21.10.10

JMJ Madrid 2011


Seguimos con este espacio dedicado a los pasos que representarán cada una de las estaciones en el Via Crucis de las JMJ de Madrid.
La segunda Estación la ocupa la Hermandad del Prendimiento de Málaga y aquí os dejamos un poco de la Historia de esta Hermandad:




1. LOS ORÍGENES. Esta Fervorosa Hermandad fue fundada en Abril de 1.925 por los Asentadores del Mercado de Mayoristas en la Parroquia de Santo Domingo bajo el título de “Sagrado Prendimiento de Nuestro Señor Jesucristo”. Su primer Hermano Mayor D. Antonio Castro Ruiz encargó al escultor sevillano Antonio Castillo Lastrucci el grupo escultórico de "el
beso de Judas". La inestabilidad económica y la dificultad de aquellos años provocó que la Hermandad desapareciera y volviera a reorganizarse en diferentes ocasiones, hasta que D. Amador Sanz Castro tomara el mando de la Corporación dotándola de cierta estabilidad, que fue truncada en mayo de 1.931 a causa de los tristes sucesos acaecidos en la madrugada del día 12 al 13 que provocaron la pérdida de todo el patrimonio adquirido por la Hermandad en sus primeros años de vida. En este espacio de tiempo nunca llegó a procesionar por las calles de Málaga, su mayor logro
fue la adquisición de la imagen de Jesús del Prendimiento y Judas, obra de D. Antonio Castillo Lastrucci; y un retablo para la capilla de la Parroquia de Santo Domingo, ambos bendecidos en Enero de 1.927.






2. LA REORGANIZACIÓN. En 1.948 un grupo formado por antiguos hermanos, asentadores del mercado de mayoristas y hombres de trono, iniciaron la reorganización de la Hermandad, que con el nombre completo que se conoce en la actualidad, fue autorizada por el obispo D. Ángel Herrera Oria. El nombre de la hermandad fue asociado rapidamente a la de “Hermandad de los trabajadores”, título popular que ha sido mantenida durante toda su historia y es fácilmente extraíble de cualquier situación relacionada con la misma. Sin duda, el momento más importante que tuvo la Hermandad en la Cuaresma de 1.949 fue la presentación del grupo escultórico del Prendimiento que la Hermandad encargó en su
momento al artista malagueño Pedro Pérez Hidalgo. Su bendición, que efectuó el Obispo D. Angel Herrera Oria, tuvo lugar el mismo Domingo de Ramos, 10 de Abril, a la inusual hora de las dos de la tarde. Esa misma noche, a las nueve y media, hacía su primera salida por las calles de Málaga la Hermandad del Prendimiento consiguiendo rescatar del olvido aquella su efímera existencia como Hermandad de Santo Domingo e iniciando, con esta primera procesión, un nuevo proyecto cofrade en nuestra ciudad que tenía como motor la vinculación de los hombres de trono y, posteriormente del mundo del trabajo a la propia Hermandad. A lo largo de estos años se sucedieron nombramientos honoríficos a distintas personalidades estatales o provinciales del mundo sindical, destacando al director de la Escuela de Formación, D. José Manuel Merelo Palau. A partir de este último nombramiento podemos decir que la Escuela de Formación Profesional “Francisco Franco” adquiere un papel predominante en la vida de la Hermandad de manera que al año siguiente, es decir una vez concluida la Semana Santa de 1.956 es ya Hermano Mayor efectivo de la Hermandad D. José Manuel Merelo Palau.

3. CAMBIO DE SEDE. En 1.957 se produjo un nuevo cambio de sede para llegar a la que a día de hoy es nuestra sede canónica. En este momento se inicia una continua labor para tratar de conseguir un ajuar procesional propio, esta tarea estuvo protagonizada por la Escuela Profesional “Francisco Franco”. De esta manera en dicha Escuela y bajo la dirección artística del notable tallista granadino, afincado en nuestra ciudad, D. Andrés Cabello Requena, surgieron los primeros tronos, el retablo de la Capilla, la Cruz-guía, faroles, mazas y hasta la propia imagen de la Sagrada Titular Mª Santísima del Gran Perdón.
Al mismo tiempo que se anunciaba la bendición de la imagen de la Virgen, la Hermandad daba a conocer un nuevo cambio, en esta ocasión se trataba de su sede canónica, pasando de la perchelera Parroquia del Carmen a la capuchinera de Santa Teresa. No sabemos la razón
exacta de este cambio que tal vez tuviese que ver con la cercanía de la nueva sede con la Escuela Francisco Franco, verdadero centro neurálgico de la Hermandad. A la Iglesia de la Divina Pastora, sede de la Parroquia de Santa Teresa, llegó la Hermandad al final de la Cuaresma de 1.957 y lo hizo, precisamente con su nueva Titular, la cual llegó, multitudinariamente acompañada, en un sencillo rosario de la Aurora que partió desde la Escuela y que fue dirigido por el asesor religioso de la misma, D. Marcial Moreno Seguí. La llegada de la imagen del Cristo a la Divina Pastora, la noche del Domingo de Ramos de 1.957, fue el punto final de lo que podemos llamar etapa perchelera de la Hermandad. Sus primeras raíces en la Parroquia de Santo Domingo y los más fuertes lazos establecidos en la del Carmen quedaban ya para el recuerdo cuando, el 14 de Abril de 1.957, la imagen que tallara Pedro Pérez Hidalgo se procesionaba por última vez por la calle Ancha del Carmen. El Domingo de Ramos de 1.958 salió por primera vez Mª Stma. del Gran Perdón, estrenando al mismo tiempo el trono que se estaba construyendo en la Escuela de Formación Profesional y
que al igual que la imagen y el retablo de su capilla estaba siendo dirigido por el profesor de talla D. Andrés Cabello Requena. La Hermandad del Prendimiento conociendo el notable renombre del artista malagueño Juan Casielles del Nido acudió al mismo para que le diseñara tres grandes obras: una, el bordado del manto de la Virgen, las otras, los nuevos tronos para Jesús del Prendimiento y Mª Stma. del Gran Perdón. 1.961 supone para la Hermandad un año clave en tanto que en el mismo se bendice la nueva imagen titular de Ntro. Padre Jesús del Prendimiento, que hoy se venera. No cabe duda que el afán de superación artística fue decisivo para que la Hermandad, concluida la Semana Santa de 1.960, se plantease la sustitución del grupo escultórico que tallase Pérez Hidalgo en 1.949. El manto de la Virgen del Gran Perdón, bordado en oro fino en la casa de Hijos de Rodríguez Sanz, fue presentado completamente acabado en Marzo de 1.964. La impresionante pieza, por su diseño, tamaño y realización se convertía desde ese momento en una de las más características del ajuar bordado cofrade malagueño habiendo sido requerida desde su estreno para diversas exposiciones locales y nacionales (Milán, 1.965; Zamora, 1.987; Sevilla, 1.997; Madrid 1.998) El trono de Ntro. Padre Jesús del Prendimiento fue encargado al taller sevillano de Villarreal y fue estrenado en la Semana Santa de 1.965.






4. ÉPOCA DE CRISIS. En la década de los años setenta, la Cofradía se vio abocada a una grave crisis, coincidiendo con la situación compleja que se vivía en la España de la época y que también afectó al resto de las Hermandades de la Semana Santa malagueña.
La Semana Santa de 1.971 se iniciaba con un Domingo de Ramos donde iba a faltar la Virgen del Gran Perdón a su anual cita procesional ya que se carecían de los medios necesarios para procesionar las dos secciones.En esta etapa lo verdaderamente complicado era subsistir y conseguir mantener viva la Hermandad, y sólo el espíritu de lucha de los hermanos de la época consiguieron que esto fuera posible. El estreno más considerable de esta década fue el trono actual de María Santísima del Gran Perdón en 1.975, realizado por los Talleres de orfebrería Villarreal siguendo el diseño que realizara Juan Casielles del Nido en la década de los 60.

5. NUEVO RESURGIR. La llegada de los años ochenta supuso un empuje definitivo para la vida de la Hermandad, gracias a la incorporación de la juventud y de la mujer. El día 7 de febrero de 1.981 fue nombrado Hermano Mayor D. Pedro Gallego Sanchís quien con tan solo 24 años se enfrentaba a la dura tarea de poner al día a una Hermandad que si bien poseía algunas piezas patrimoniales dignas de destacar, lo cierto es que no pasaba por estar en la mejor situación. De esa manera, y dentro del plano estrictamente procesional, se van a ir consiguiendo una serie de realidades que brevemente vamos a enumerar. Se duplicó el número de hermanos en pocos años, terminación de ambos tronos, realización de estandartes para ambas secciones, ánforas, bocinas, ciriales, bastones, peana, etc. Y junto a estas adquisiciones otras prendas del ajuar bordado, como una nueva saya de la Virgen, los guiones de la hermandad y la toca. Uno de los cambios más significativos experimentados en la época de este Hermano Mayor fue la participación activa de la mujer en la hermandad. De esa manera, las mujeres de la Hermandad además de agruparse en una Junta de Damas que con sus acciones ayudaban a la Hermandad en la realización de proyectos concretos, se fueron incorporando a distintos cargos tanto de la Junta de Gobierno como de la procesión. Ante tal experiencia, no es de extrañar, que también las mujeres de la Hermandad aspirasen a llevar a sus Sagrados Titulares y así, en 1.987 la Junta de Gobierno, con evidente valentía y espíritu de renovación, aprobó, a propuesta de la Junta de Damas, que el trono de traslado fuese llevado por mujeres siendo con ello la primera Hermandad que abrió el espacio del varal, hasta entonces monopolizado por el hombre. Pero la obra más importante realizada por este Hermano Mayor fue la construcción de una Casa Hermandad para la convivencia de los hermanos y cuidar el patrimonio de la hermandad. Así el día 4 de abril de 1.982 fue colocada la primera piedra en la calle San Millán de la ciudad en unos terrenos cedidos por el Excmo. Ayuntamiento de Málaga. Cabe destacar y no podía ser menos en una hermandad de los trabajadores que los propios
hermanos de la Cofradía y miembros de la Junta de Gobierno hicieron de peones de albañilería, electricistas o fontaneros. Sus coches fueron de obra en obra de la ciudad pidiendo cemento y arena y junto a esta tarea muchas ayudas de personas que quisieron sumarse a tan ilusionante proyecto. Al cabo de tres años, concretamente el 30 de Marzo de 1.985, Sábado de Pasión, y también tras el traslado de las imágenes, fue bendecido el edificio por el Párroco D. Alfonso Rosales Trujillo, Director Espiritual de la Hermandad, inaugurándose en ese momento lo que había constituido una de las grandes metas de la Cofradía y vendría a constituir el lugar de encuentro y unión de los hermanos.En ese intenso camino que estamos describiendo, la Hermandad no dejó de mirar a su pasado más remoto y aún a sabiendas de que su historia se había ido realizando desde la institución sindical, no quiso dejar en el olvido a esos primeros fundadores, los de los años veinte, casi todos asentadores del mercado. Por esta razón, en Noviembre de 1.992, la Hermandad entregó, en un emotivo acto, un cuadro con sus sagrados Titulares a la Asociación de Asentadores del Mercado de Mayoristas de Málaga, recuperando con dicho gesto la vinculación que se había perdido con el paso de los años.Así mismo es de destacar la gran vinculación que la hermandad mantiene con la Organización Juvenil Española OJE a la que en el año 1.981 se le concedió el título de Hermano Mayor Honorario.





6. LA ETAPA ACTUAL. Con la toma de posesión, el 12 de Octubre de 1.993, de D. Jaime Gallego Sanchís como Hermano Mayor de Hermandad, se inicia una nueva andadura que si bien viene marcada por el continuismo, también alienta nuevas ideas y, sobre todo un nuevo talante de apertura y comunicación con los hermanos, propio de una corporación que adquiere con el tiempo y el trabajo su propia estabilidad. En 1.998, coincidiendo con la celebración del 50º aniversario de la reorganización de la Hermandad, y basándose en la vinculación de la Hermandad con el mundo del trabajo, se tomó la iniciativa de nombrar Hermano Mayor Honorario al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.Con la aceptación del nombramiento, en 1.999, el ministerio ofreció a la Hermandad la puesta en marcha de un Taller de Empleo, que cumple una importante labor social dando trabajo a personas desempleadas de más de veinticinco años, además de recuperar y enseñar oficios artesanales cofrades ya desaparecidos o con poco arraigo en la ciudad, como por ejemplo: orfebrería, bordado, imaginería religiosa y sastrería cofrade. Este Taller de Empleo, que comenzó a funcionar el 30 de junio de 2.000, ha contribuido de forma espectacular a mejorar y engrandecer el patrimonio artístico de la Hermandad. Actualmente la Hermandad del Prendimiento vive uno de sus mejores momentos históricos y es destacada en el mundo cofrade por su gran patrimonio artístico, su magnífica forma de realizar su Salida Procesional y su gran empuje y presencia en su barrio y en el resto de la Semana Mayor de Málaga. Nuestros Sagrados Titulares. Nuestro Padre Jesús del Prendimiento: La imagen de Jesús del Prendimiento es obra del imaginero hispalense Antonio Castillo Lastrucci. En Marzo de 1960, D. Eduardo Martín Macías, Hermano Mayor adjunto de la Hermandad, se personó en el taller de Castillo para encargarle
una imagen de Jesús y Judas que siguieran los mismos trazos que la primitiva imagen que este mismo escultor tallara en 1927 para la Cofradía y fuera destruida durante la quema de conventos de 1931. La imagen fue bendecida en marzo de 1961. Es un Cristo de marcada frontalidad, cuyo modelo remite directamente al instaurado por Salzillo en la murciana Cofradía de Jesús en 1763. Es de claro contraste la sumisión que refleja el rostro inmaculado del Varón con los lobunos rasgos del discípulo traidor. La cabeza muestra una leve inclinación hacia delante y hacia la izquierda, buscando la posición de Judas Iscariote, dirige, levemente, la mirada hacia abajo mientras recibe el beso traidor. La cabellera parte de una raya central, dividiendo los cabellos en dos mitades asimétricas, estando el lado izquierdo más recogido que el derecho. El rostro hebreo muestra una expresión resignada a la vez que acusa el sufrimiento en el leve fruncido de las cejas, la boca se halla cerrada. Los rasgados ojos, grandes y llenos de expresión ofrecen un marcado realismo, la nariz bien proporcionada, de línea recta y delgadas aletas y la barba bien cuidada, que se resuelve mediante onduladas guedejas que le proporciona a la imagen el sello característico de su autor. El cuerpo está totalmente anatomizado pese a ser una imagen de vestir, tallado en madera de cedro por Juan Manuel García Palomo en 2009, se cubre con un perizoma, anudado en la cintura derecha. Presenta los dedos de la mano izquierda en extensión, en tanto que el meñique y el anular de la derecha se flexionan. La pierna diestra aparece avanzada, con la rodilla pronunciada y el talón al aire, en una sutil alzada, en ademán de pose como en las esculturas del Barroco, alcanzando la imagen los 178 centímetros de altura. La imagen del Señor fue restaurada en 1992 por Elisa Quiles y en 2009 por Juan Manuel García Palomo. María Santísima del Gran Perdón: La autoría de la titular mariana de esta Fervorosa Hermandad corresponde al granadino Andrés Cabello Requena, quien recién llegado a Málaga, ingresó como profesor de talla en la desaparecida escuela de formación profesional Francisco Franco, hoy, instituto de La Rosaleda. Al ser esta institución Hermano Mayor Honorario de la Hermandad y su director Hermano Mayor de la misma, sintió el deseo de regalar la Imagen de María Santísima del Gran Perdón. Comenzó a ejecutarla en mayo de 1956 y la culminó poco antes de la Cuaresma de 1957, realizada íntegramente en las dependencias de la escuela, varios módulos se vieron implicados en su realización, así el profesor de carpintería José Caro se encargó de proporcionar la madera de pino rojo necesaria. De la policromía se hizo cargo el pintor Luis Ramos Rosas. Se presentó en la casa de la Cultura de Málaga durante la exposición de enseres procesionales en marzo de 1957, la prensa la calificaba de este modo: “escultura artística y bella factura, a la vez que de fino sentimiento de dolor y ternura, obra de Andrés Cabello Requena, tan buen cofrade, como brillante escultor.” En palabras de su autor, es una imagen de tamaño natural y de una expresión puramente imaginaria en su concepción, posee un dolor suave en el rostro como corresponde más a una Virgen de Gracia que a una Dolorosa, y en el perfil tiene aires de hebrea al tener la nariz un poco aguileña. La Virgen inclina la cabeza hacia abajo y al lado derecho, dirigiendo la mirada hacia el suelo. Los ojos son policromados y las pestañas, postizas. Lleva tres lágrimas de cristal, una en la mejilla derecha y dos en la izquierda. La boca, entreabierta, permite ver los dientes superiores tallados. Las manos aparecen extendidas, portando un pañuelo en la derecha y un rosario la izquierda.En el año 1980 fue restaurada por Juan Ventura y retocada por Bernardo Gutiérrez a finales de los años 80.




Información obtenida de la Web oficial de la hermandad

No hay comentarios:

Publicidad