19.11.10

Recuerdos de un Martes Santo, Recuerdos de mi Caridad......

Cuando se hace tan larga y dificil la espera, lo único que me consuela es ver tu Bendito Rostro y volver a revivir en mi recuerdo esos momentos tan especiales y tan difíciles de explicar, momentos como este:



Cuando se mezclan la alegria y la pena, alegría de estar bajo tu protector manto y la pena de ver que se acerca la hora de llevarte hasta la puerta de tu casa, hora en la que te despides de las calles de tu barrio y de tus hijos, porque yo no me despido de tí, sigo visitandote en silencio, teniendote siempre presente porque eres el faro que guia mi navegar, mi esperanza, mi consuelo, y cuento los días que faltan para volver a sentirte sobre mis hombros porque solo tu sabes lo que te echo de menos y la falta que me haces.

No hay comentarios:

Publicidad